¿Cómo convertimos un commodity en una marca diferencial y valiosa para los consumidores? ¿Cómo nos diferenciamos compitiendo con productos de características tan similares? ¿Cómo escapamos a luchas de precio como único argumento diferencial? Fácil: te lo llevamos a casa. 

Allí por los noventa, Steve Jobs comentaba en un viralizado discurso: “recuerden, Nike vende un commodity, venden zapatillas”. Entre alabanzas y admiración por una de sus marcas preferidas, Jobs planteaba su visión de una temprana comoditización. Es decir, cómo cada vez más los productos eran menos diferenciables en cuanto a sus prestaciones; y tendían a caer en batallas de precios para poder marcar las diferencias con competidores y ganar cuotas de mercado. 

Ahora bien, si seguimos a Jobs en su razonamiento y consideramos a la ropa deportiva como un commodity, qué queda para los productos verdaderamente poco diferenciables como la sal, la harina o las aguas. Tomemos esta última categoría por ejemplo y veamos cómo una marca de aguas se las ingenió para diferenciar su producto mediante una propuesta de valor innovadora y apreciada por sus clientes al mismo tiempo. 

Normalmente las aguas suelen hacer hincapié en dos argumentarios para diferenciarse. Por un lado tenemos las que se basan en características intrínsecas del producto, como el contenido en sodio, la mineralización o la procedencia. En otra órbita del mercado encontramos a las que basan su diferenciación en un posicionamiento premium, construyendo marcas de gama alta. Estas eran las reglas del juego del mercado de las aguas hasta que llegó Font Vella y sumó una tercera dimensión al espacio competitivo: el servicio. 

Font Vella contrató los servicios de la consultora Be Republic que se encarga de crear negocios digitales. Es así como se crea un eCommerce para resolver un pain del mercado: “quiero agua en casa”. Cansados de cargar con las botellas durante la compra, Font Vella te soluciona esa preocupación. A partir de ahora, el agua la pedirás con tu móvil y te llegará directamente a casa distribuida por la propia compañía. Tan fácil y valioso como suena. Te olvidas de la compra del agua, Font Vella te la lleva a casa. Una manera de acercarse a sus clientes (particulares y empresas), de ganar fidelidad, de diferenciarse y también claro, de crear marca. 


Creamos marcas para aportar valor al cliente y para diferenciarnos de la competencia. Hoy más que nunca la comoditización se extiende a todos los sectores tal como profetizaba Steve Jobs; y necesitamos de más y mejores ideas para ser distintos. Pasar de producto a servicio a través de un ecommerce es una excelente propuesta, por lo menos hasta que todas comiencen a ofrecernos lo mismo.  

Para más información de esta campaña, visita el blog de Be Republic.

Copyright © Foto: Font Vella / Editada con plantilla para www.nicobarboza.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *