Nueve de cada diez startups no llegan a los 3 años de vida ¿Sabes que tienen en común esas unas de cada diez? Todas construyeron una marca desde el inicio. ¿Y por qué es tan importante para una startup construir una marca a la par del desarrollo del proyecto y de la creación del modelo de negocios?

⇒ Ayuda en el arranque

Comenzar con una marca es correr con ventaja. Será tu primer aliado para conseguir sobrevivir.

La marca es la carta de presentación de la compañía / producto / servicio / emprendedores. Una buena marca que acompaña a un proyecto interesante abre puertas y oídos de inversores y primeros clientes. Además, transmite confianza. Es más fácil creer a una marca construida estratégicamente que a un proyecto anónimo y sin una marca bien concebida.

⇒ Ayuda a dar forma a nuestra propuesta de valor

Analizar al brand target y tomar decisiones estratégicas de marca facilitan la visualización de nuestra propuesta de valor. Nada como construir la marca en el mismo nacimiento del proyecto para conocer mejor su naturaleza.

No hay mejor momento para plantearse la marca que queremos construir que en el momento de la gestación. Allí es donde estamos dando forma a lo que será nuestra compañía/producto/servicio. Allí es donde deberemos identificar por qué existimos, por qué hacemos lo que hacemos, cuál es la razón de ser de este nuevo proyecto. Mientras antes la construyamos, mejor, porque  nos ayudará a pulir nuestra propuesta de valor.

⇒ Ayuda a posicionar

Tenemos una gran idea, un gran proyecto, tenemos el equipo, tenemos los recursos, pero ¿cómo nos conocerá el consumidor?

¿Qué lugar pretendemos ocupar en el mercado? Reflexionar acerca de la marca nos ayudará a definir cómo queremos posicionarnos y cómo nos diferenciamos en un entorno competitivo.

 

⇒ Crea espíritu de equipo

El sentimiento de pertenencia del equipo que nos acompaña se potencia cuando forman parte de una marca en la que creen.

Sea cual sea el proyecto, necesitarás personas que acompañen el emprendimiento. Compartirán el riesgo, sudarán por tu proyecto, sufrirán las derrotas, y con un poco de suerte gozarán de los éxitos. Todo esto es más fácil si todos llevan puesta la camiseta de una marca de la que se sientan parte.

⇒ Mejora las posibilidades de supervivencia

Construye marca y triunfarás. 

Sin dudas, un proyecto con una marca pensada estratégicamente tiene más posibilidades de sobrevivir. No sólo por todo lo expuesto previamente, sino también porque una marca bien construida aporta valor y se convierte en un activo de la compañía y no hay nada mejor que un valioso activo estratégico nomás comenzamos con un nuevo emprendimiento. 


Construir una marca requiere tiempo, recursos y creatividad, pero su impacto en el éxito empresarial es indiscutible. No hablamos solamente de una marca comercial, un logo y un buen nombre; hablamos de una marca concebida estratégicamente ¿Quieres saber cómo construir una marca creativa e influyente? Haz click aquí, y déjame ayudarte. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *